Las Bicis Compartidas han llegado.....¿Qué hay?

Las Bicis Compartidas o bicicletas geolocalizadas, pueden usarse fácilmente -se paga por el tiempo usado- a través de una aplicación. Están siendo un éxito en Asia y han entrado con fuerza en España y otros países de la Unión Europea. Pero quienes están y qué hay detrás de ellas, cómo funcionan, que ventajas y problemas traen a nuestras ciudades. Hace poco ya es notoria su presencia en Granada, por ello creemos importante informarnos sobre ello.

¿Cuál es su origen?

Desde hace poco se ve en las calles de Granada unas bicicletas de color amarillo, están aparcadas en cualquier lugar sin un candado físico y sin estar atadas a nada. Esta es la primera imagen que tenemos directamente del desembarco de las llamadas “Bicis Compartidas”. Este es un boom que ha inundado China de bicicletas “low cost” y que ahora está `presente en muchos países y ciudades del mundo. Algunas de las empresas que operan en diferentes partes del orbe son O-Bike, Bluegogo, Yo-Bike, Limebikes, Mo-bike, etc. En el caso de Granada, la empresa asiática Ofo es la que ha puesto el “primer pie sobre el pedal”. Estas son grandes empresas chinas que están financiadas por fondos de inversión internacionales, es decir, aquí hay un buen negocio. Estos fondos han estado liderados por Tencent y otras como Sequoia, TPG, Alibaba y Hillhouse Capital, entre otros. Ésta última, por ejemplo, maneja más capital que muchas naciones pequeñas y su dueño, Zhang Lei, es miembro del Consejo de Financiamiento y Capital del Foro Económico Mundial. Ofo que es la que opera en Granada fue valorada en 1.000 millones de dólares a inicios de 2017, cuando cerró una ronda de financiación de 450 millones de dólares. A mediados de 2016 su valoración era de 500 millones de dólares.

 

Ofo y Mobike son las principales compañías que amenazan con cambiar las reglas del juego a nivel global incorporado la fórmula Uber para expandir su negocio de bicicletas por todo el mundo. Mobike tiene como accionistas mayoritarios a la empresa de capital riesgo Tencent, dueña de WeChat, la app de mensajería instantánea más utilizada en Asia (800 millones de usuarios). Cualquier persona puede acceder a una bici con solo disponer de su aplicación, porque el objetivo de Tencent es generar valor en los datos de sus usuarios a través de Mobike. No por nada esta empresa de capital de riesgo invierte en aplicaciones, redes y nuevas tecnologías.

La otra mega empresa del sector es Ofo, está sostenida por otros dos colosos inversores. Uno es Dido Chuxing, la competencia de Uber que domina el mercado chino, y que busca incrementar su recolecta de datos a través de la bici compartida. El otro coloso es Alibaba, que busca ganar la batalla a Amazon como empresa de envío a domicilio y para la que el acceso a los datos de los usuarios de Ofo es estratégica. Como vemos, nosotros sin saberlo estamos metidos en una guerra entre empresas de occidente y las asiáticas.

 

¿Cómo funcionan en el día a día?

El funcionamiento es muy sencillo y ahí también su carácter innovador y la rápida acogida de la gente. Hay que descargarse una aplicación de la empresa que opera las Bicis Compartidas; luego uno se debes registrar (la aplicación pedirá un correo electrónico, un número de móvil y enviará un SMS con un código, el que se mete en la aplicación y ya se está registrado); luego hay que configurar la manera de pago (la tarifa es 50 céntimos por 30 minutos), en el apartado de “Mi monedero” se debe introducir los datos de una tarjeta.  Para buscar dónde hay alguna bici la aplicación ayuda a encontrarla, tiene un mapa incorporado. Cuando se llega a alguna, situarse detrás de ella, y se verá sobre la rueda trasera el candado que bloquea dicha rueda y encima un código QR.  En la pantalla del móvil apretar el botón “Desbloquear”, se abrirá el lector de códigos QR para escanearlo. Luego de usarla aparcarla donde apetezca, no es necesario buscar estaciones donde dejarlas como sucede con otro tipo de servicios (públicos o de alquiler). Se cargará automáticamente a la cuenta según el tiempo que haya pasado entre que se desbloqueó el “candado inteligente” de la bici hasta que el usuario vuelva a cerrarlo.

¿Qué es lo que se cobra este sistema?

Como hemos visto líneas arriba, hay una tarifa por el uso de estas bicicletas. Sin embargo, al parecer, ese no es todo el pago que hacemos. Al descargarnos la aplicación para las bicis compartidas facilitamos el acceso a nuestros datos, por tanto, los “geolocalizados” en la red somos nosotros. Evidentemente nuestras acciones y vida privada son la materia prima, que una vez bien clasificada y perfilada se vende para que las empresas puedan dirigir su publicidad con alta “puntería” a un usuario determinado. Esto parece la antesala de Matrix, si no lo es ya. Los usuarios (nuestros datos) nos volvemos un producto de oferta y demanda para las empresas. Damos toda la valiosa información (datos) sin recibir nada a cambio. Un negocio redondo redondo. Por ello están los grandes fondos de inversión metidos en lo de las bicis compartidas. 

 

Ventajas y desventajas

En esta época de creciente contaminación y del “stop” al petróleo y los coches, se nos ha repetido infinidad de veces el uso de las bicicletas como medio de transporte dentro de las ciudades, gran parte de la población lo tiene interiorizado, aún incluso si no la usa frecuentemente. La visión comercial de estas megaempresas de las bicis compartidas ha dado en el clavo y nos ofrece una alternativa barata y no contaminante de movernos por la ciudad, es más nos quita trabajo de buscar dónde aparcar estos vehículos. Si se la roban, si hay que repararla, si hay que cambiar una pieza, etc. ese ya no es nuestro problema. ¿Cultura de usar y tirar?

Se estima que hay entre 18 y 20 millones de estas bicicletas repartidas por todo el mundo, principalmente en China, donde se está empezando a convertir en un problema de ordenamiento de la ciudad y de índole ambiental. Se reporta que hay miles de bicicletas mal aparcadas que son confiscadas. Asimismo, cada vez más aparecen bicis abandonadas, destrozadas o tiradas en lugares tan extraños como en la copa de los árboles. Incluso hay denuncias de uso “privado” de éstas a las que les han puesto un candado físico. En ciudades de Italia como Milán y Florencia, se están produciendo las mismas irregularidades. En Ámsterdam, tras un mes de prueba, se ha prohibido el uso de bicicletas de flujo libre, y lo mismo ha hecho Melbourne con la empresa Mobike acusada de “abandono ilegal de residuos en las aceras”.

Es evidente que este sistema de bicis “compartidas” trae abajo la puesta en marcha del servicio de bicicletas públicas emprendida por numerosos ayuntamientos. Asimismo, el desembarco de gran cantidad de estos vehículos y su fácil y rápida adopción por los ciudadanos, sin una adecuada educación en la conducción y sin las infraestructuras necesarias, puede traer problemas de circulación peatonal, de tráfico, de accidentes, entre otros.

 

 

Esta claro que no basta con abrirles las puertas a las megaempresas de bicicletas compartidas. Los ayuntamientos deben trabajar en ordenar su funcionamiento en la ciudad y dar seguimiento para conocer su impacto ambiental. Asimismo, se hace necesario que se emprendan actividades formativas para los "nuevos" ciclistas. Si bien es cierto las bicis son un tipo de movilidad sostenible, si se puede, yo prefiero las bicis con su cesta, sus pegatinas, de colores, personalizadas, a la cual conservamos de la mejor manera posible y que finalmente su uso y estado son parte de nuestra responsabilidad y cariño.

 

César De la Cruz.

Fuentes:

http://www.expansion.com/economia-digital/innovacion/2017/06/19/5946a622ca47410e788b4627.html

https://www.eltiodelmazo.com/2017/11/09/como-funciona-el-sistema-de-bicicletas-compartidas-ofo/

https://retina.elpais.com/retina/2017/11/02/innovacion/1509650766_934055.html

https://elsaltodiario.com/movilidad/modelo-uber-desinfla-bicicleta-publica

http://agencia71.com/valer-lo-valen-tus-datos-internet/

http://fortune.com/2017/03/21/chinese-bike-sharing/

 

 

Compartir

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para asegurarse que usted es humano.
Image CAPTCHA
Entre los caracteres que visualiza en la imagen.